La Nit d’Eivissa

7 Septiembre, 2016

Es una cuesti√≥n de oportunidades, cuando uno sale de casa con la c√°mara colgada del cuello, sabe que parte de lo que consiga se lo deber√° al azar, pero otra parte depender√° de saber detectar y aprovechar las oportunidades que se nos ofrezcan, si es que aparecen…

Quizá el comienzo de este post resuma la serie nocturna que hice en Ibiza a comienzos de verano, pues más que planificarla me encontré con ella. Normalmente no acostumbro a salir con mi cámara a ver que me encuentro, prefiero pensar en algo, dibujarlo en mi mente como si se tratase de una presa pintada en una cueva, y luego ir a cazarla. Dicho de forma menos huevona, me gusta planificar mi trabajo, estudiar lo que quiero retratar y después intentar hacerlo realidad, pero no siempre es así y no hay más remedio que improvisar y agudizar el olfato para buscar una oportunidad que nos permita hacer algo interesante.

El caso¬†es que me fui a Eivissa a visitar a mi amigo Josep www.josepcosta.es¬†, con el que pas√© unos d√≠as inolvidables, a los dos nos apasiona la fotograf√≠a, as√≠ que adem√°s de disfrutar de su hospitalidad y compa√Ī√≠a, tuvimos interesantes charlas, hicimos fotos y pude ver y probar su arsenal de c√°maras. Os aconsejo que ve√°is su trabajo, es realmente bueno.

En esos d√≠as me recorr√≠ la isla de norte a sur y de este a oeste, buscando algo, haciendo fotos de paisajes de los que sab√≠a que no estar√≠a orgulloso. En muchas ocasiones para que una foto vibre necesita ser hecha de una manera concreta y en un momento concreto, y yo notaba que ni encontraba la manera ni estaba en el momento adecuado, y aunque lo estuviese, ¬Ņqu√© conseguir√≠a? quiz√° una foto similar a otras parecidas¬†y probablemente menos¬†interesante.

San Miquel

Pero yo seguí con lo mío, todos los días me levantaba temprano y me iba a una punta de la isla buscando esa foto icónica que no aparecía, a veces la luz era demasiado dura, otras veces el sol estaba demasiado alto o simplemente era de día y sin duda la foto quedaría mejor bajo la luz de la luna. He de reconocer que aunque sabía que estaba dando palos de ciego, para mi el simple hecho de salir a fotografiar algo es un placer en si mismo, pero en ocasiones fuerzo la máquina y me exijo intentar hacer algo que valga la pena, y no siempre es posible, motivo por el que se me cruzan los cables y prefiero no hacer ni una sola foto, si no me convence lo que veo o no lo tengo claro, prefiero no perder el tiempo.

Pe√Īa en Port de Benirr√°s.

Pe√Īa en Port de Benirr√°s.

Y así pasaron los días, hasta que una noche sonó una campana, como dije antes a veces se presentan oportunidades y yo vi una, algo difusa pero estaba ahí, se me podría haber escapado, a fin de cuentas acababa de cenar en un restaurante fuera de la muralla de la ciutadella y andaba algo distraído, pero el destino me hizo entrar y recorrer sus calles para dar un paseo, a pesar de que ya no había nadie por allí y casi todos los bares habían cerrado.

Cuando me adentré me sorprendió ver sus calles vacías, el silencio, la luz, las líneas y las sombras, el brillo de los suelos empedrados, y sobre todo la atmósfera, casi mágica, cuando alguien piensa en Ibiza, lo primero que le viene a la cabeza son las discotecas, la fiesta y un montón de tópicos que no son del todo ciertos, por eso cuanto más caminaba más me daba cuenta que era allí donde tenía que hacer mis fotos, sin duda fue todo un descubrimiento. Cada vez que miraba por el visor de mi Bronica podía imaginarme perfectamente como quedaría acabada sobre el papel, así que intenté ser muy cuidadoso para no pifiarla.

Hablando de meter la pata, era la primera vez que hacía fotos de larga exposición con película Kodak Trix lo que me preocupaba un poco, normalmente uso Ilford HP5, pero cuando vi el resultado de los negativos me llevé una alegría, sobre todo porque acerté en la exposición en todas de las fotos, lo digo por lo del error de reciprocidad, cuando usaba HP5 solía comenter más fallos.

Una cosa que me sorprendió fue lo fácil que fueron positivarlas. Casi no tuve que hacer quemados ni reservas, en dos días positivé unas 20 copias. Decidí virarlas a sepia, pues además de mejorar su conservación, los tonos cálidos las enriquecen bastante.

Y esto ha sido todo, os dejo a continuaci√≥n todas las fotos de la serie La Nit d’Eivissa:

La Nit d'Eivissa #1

La Nit d’Eivissa #1

La Nit d'Eivissa #2

La Nit d’Eivissa #2

La Nit d'Eivisasa #3

La Nit d’Eivisasa #3

La Nit d'Eivissa #4

La Nit d’Eivissa #4

La Nit d'Eivissa #5

La Nit d’Eivissa #5

La Nit d'Eivissa #6

La Nit d’Eivissa #6

La Nit d'Eivissa #7

La Nit d’Eivissa #7

4 Comments »

  1. Qu√© bueno, √ďscar!! Cu√°nto talento ūüôā

    Comment by Josep — 7 Septiembre, 2016 @ 23:17
  2. Un artista √ėscar.

    Comment by Isma — 8 Septiembre, 2016 @ 6:41
  3. A lus do candil. Bonito.

    Comment by Carlos Aller Pereira — 8 Septiembre, 2016 @ 12:27
  4. Son una maravilla de fotos.

    Sin duda, si hubieses visitado Formentera, el hermoso azul turquesa de su mar lo habrías reflejado precioso con tu cámara.

    Un beso.

    Comment by Amalia Inchausti — 13 Septiembre, 2016 @ 17:21

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

Blue Captcha Image
Refrescar

*

(c) 2017 Blog de Oscar Paradela | powered by WordPress